Inicio Autoridades Guía Web Nacional Datos de Bolivia Historia Mapas Imágenes Suscripción Foros
Foro: Responder mensaje
Fuente: Datos de www.ajedrezbolivia.com
Foro: Bobby Fischer
TRIBUTO A BOBBY FISCHER
Jorge A. Padilla R. Hace 11 años
TRIBUTO A BOBBY FISCHER (Continuación)

En la célebre versión de la obra de Goethe, El Dr. Fausto, vende su alma al diablo a cambio de conocimiento y poder. Fischer en cierta forma, pactó lo mismo a sus 13 años con Caissa la Diosa del ajedrez (justo antes del Torneo de Rosenwald 1956), a quien por su entera devoción y amor al juego de reyes, pidió a cambio el don del mayor talento ajedrecístico, jamás brindado a una mente humana.

Por lo que parafraseando la dimensión del logro deportivo de Fischer, resulta semejante al resultado del siguiente encargo que le hiciera Caissa: “…, de acuerdo, te daré el don, pero además me pides ser el Campeón Mundial! pues bien entonces prepárate para iniciar la obra más grande de tu vida! deja a tu familia y sígueme; estudia y analiza concienzudamente las partidas de todas las épocas, pero eso sí, tendrás que trabajar solo! luego sal y enfrenta enconadamente a todos ellos; no los temas, respétalos, pues serán los mismísimos ex-campeones y mejores jugadores del mundo, que en bloque y con todas sus fuerzas, te podrán todos los obstácu..s a su alcance…, y aún más en aras de defender para su nación, el monopolio del prestigio intelectual que les pertenece y les es lo más preciado; pero tú sigue, no importa cuantas veces caigas, levántate, y vuelve a levantarte, no hay dolor! lucha como un genio que ahora eres, derrótalos y emerge como retador; luego hazme testigo de tu gesta con una ofrenda, emulando lo que hizo Julio César: vini, vidi vici, arrebatando el trono al Campeón del Mundo…!”


Creo que muy pocos mortales aceptarían consagrar su vida a semejante objetivo por tan estrecho y espinoso sendero!; en esas condiciones hubiera sido una hercúlea y prácticamente imposible tarea incluso para el mismísimo Kasparov, el mejor discípulo (pero tal vez no el mejor autodidacta) de la escuela soviética; pero he aquí, que el encomendado por Caissa se llamó Robert James ”Bobby” Fischer. Quien antes de concretizar el objetivo de tan magnánima empresa, Fischer dominó el ajedrez mundial durante tres años (y cómo lo dominó!), en los mismos ha demostrado una fuerza deportiva excepcionalmente superior, al haber rozado la perfección por la casi ausencia en su juego de todo error ajedrecístico, habiéndole ayudado a su innato y sin parangón talento, el asombroso coeficiente intelectual de 184 (el nivel de un genio!), indicando que su genialidad se codeaba con los de Aristóteles, Da Vinci, Newton y Einstein!.

Entonces quiere decir, que dispuso a su servicio de todas las virtudes y cualidades mentales que Caissa distribuyó entre sus “geniales predecesores”.

Por lo que Sr. Anand por favor excuse Ud. a este modesto admirador suyo, pero por todos los argumentos vertidos, considero que Fischer fue el más grande y genial ajedrecista de todos los tiempos; y en ese contexto, creo que una legión de ajedrecistas no le discutirán que Kasparov no tiene rival, en el segundo puesto; con el respetuoso permiso de Capablanca y Alekhine.

En cierta manera coincido con Kasparov en que posiblemente Fischer temió perder su título ante Karpov en 1975 (aunque creo que es más preciso decir que dudó retenerlo); pero acaso tener miedo es malo y no es de humanos? acaso alguno de los más grandes logros no se han conseguido por efecto del miedo al provocar la inyección de una fortificante adrenalina que en determinados y excepcionales humanos, les ha estimulado el ardor deportivo?. Fischer era consciente que mientras él estaba alejado de las lides en el tablero (al menos deportivamente), la grandiosa campaña de la extinta URSS, movía cielo y tierra en aras de producir en el firmamento soviético otras estrellas dignas de relevar a la vieja, brillante pero alicaída guardia.

Paralelamente de manera ferviente se buscaba producir al talento capaz de recuperar la corona en manos de occidente y precisamente del país que más dolor les produjo perder la hegemonía. La nueva estrella portaestandarte no les tardó en llegar, cuando después de una exhaustiva serie de matches en el candidatos, se erigiera como desafiante al trono, alguien que convincentemente derrotó al otrora contendor de Fischer, Spassky, no obstante probablemente éste no se encontraba en mejor forma que en 1972 aunque haya aducido lo contrario (dado el tremendo golpe psicológico sufrido a manos de Bobby en el match del Siglo); seguidamente Karpov consiguió algo similar con Korchnoi.

Indudablemente para Fischer el nuevo gigante le era totalmente desconocido, resultándole incómodo la idea de dispu..r un match contra quien nunca ha jugado partida alguna, y a quien Spassky por experiencia propia, le definió como un Petrosian mejorado, dado su excepcional solidez, depurado estilo, y mayor espíritu combativo!
En efecto! a Karpov (por precisas y ardorosas instrucciones del Kremlin) le habrían dispuesto a su servicio de toda la maquinaria soviética, dotándole de un colosal apoyo (entrenamiento, analistas, ayudantes, psicólogos, preparadores físicos, material logístico, etc.) para destronar al temible americano.

Dado estas consideraciones es comprensible (aunque no aprobable) que Bobby impusiera duras condiciones para encubrir su inseguridad, que a la postre le fueron negadas con la deposición del título.

Empero a su vez, también me animo a discrepar con Kasparov, cuando indica en el Tomo IV de su magnífica serie “Mis Geniales Predecesores”, que de haberse dispu..do el match de 1975, Karpov de 24 años lo hubiera ganado. Si bien lo que esgrimo también es una especulación, pero creo que no sin sentido ni argumento; probablemente Karpov hubiera comenzado ganando el match, dado su óptimo estado de forma por su continuidad deportiva en los fuertes y provechosos matches previos; empero durante el transcurso del match, el “aletargado” Fischer aunque no sin dificultades, habría paulatinamente recuperado su forma, revirtiendo el tanteo gracias a su experiencia, fenomenal espíritu de lucha y voluntad reconocidas, hasta ganar posteriormente el encuentro; pues pese a su retiro, aún estaba en la cresta de su potencial, y en ese nivel, el mejor Fischer era insuperable.

Una hipótesis que corrobore esta afirmación se basa en que Karpov recibió un importante apoyo (similar al que se le habría brindado ante Fischer) para derrotar al “Terrible” y apátrida Víctor Korchnoi, pero que pese a estas prerrogativas acontecidas en Baguío 1978, no ha demostrado impecabilidad en su juego ni una superioridad muy tangible, dado que la diferencia de puntuación ha sido ajustada (6 – 5), donde un consolidado Karpov de 27 años, tuvo dificultades para derrotar a un Korchnoi de 47, quien en sus mejores tiempos ha sido derrotado por Petrosian en 1971 y convincentemente por Spassky (10 años atrás) en 1968, y a quienes, Fischer literalmente aniquiló en 1971 y 1972 respectivamente; implicando que Korchnoi en 1978 pese a vengarse en la fase de candidatos de los ya afectados ex-campeones Petrosian y Spassky en 1974 y 1977 respectivamente, no podía ser mejor así mismo en 1971 (al menos deportivamente). Por ende y ley Transitiva, a su vez, la fuerza de Karpov no podría ser superior a la de un más maduro y experimentado Fischer en la plenitud de sus facultades en 1975. Por lo que de haberse jugado ese match, Fischer lo hubiera ganado, pero de haber retornado nuevamente al ostracismo, en el siguiente ciclo 1978 o el sub-siguiente en 1981, probablemente Bobby hubiera perdido, pues ante la cismática e inconstancia, no hay genio al que la Diosa y la vida no terminarían por castigar; prueba de ello aunque por diferentes razones, es lo que les pasó en su momento, a los entonces invencibles Capablanca y Alekhine.

Cómo habríamos disfrutado ese encuentro! tanto, que hasta a veces pienso que fue una lástima y gran pérdida para el ajedrez, que no se hayan aceptado esas sus excesivas condiciones, con tal de haberlo vuelto a ver en acción…! Pero por favor! seamos objetivos! me excusan? pero es el sentimiento de alguien que aún delira por lo que pudo ser y no fue. Pero permítanme continuar. De haber sido un genio más equilibrado continuando vigente, la ley de la vida se hubiera impuesto, ya por la edad, la disminución de sus fuerzas y el aumento de la de sus rivales, en algún momento hubiera caído (tendrán razón los que sostienen que la CIA, para evitar lo posteriormente inevitable, ocultaron a Fischer…?) ya en manos de Karpov o de Kasparov; ciertamente ello nos habría dolido a muchos y alegrado a otros…, pero que fantásticas luchas habrían producido! marcando hasta entonces, el período más enigmático, emotivo e interesante reinado de toda la historia de este milenario juego. Cuánto perdió el ajedrez con su prematuro retiro!

En 1982 se supo que en Pasadena fue arrestado por ser confundido con un delincuente, cuenta él que fue torturado para admitir injustamente su culpabilidad. Posteriormente corrieron rumores que se encontraba en una crisis económica, y que vagabundeaba errante para granjearse sustento, cuando su sola participación en un torneo comercial, le hubiera bastado para asegurar su futuro económico!.

Pero Fischer era fiel a si mismo, nunca el dinero le fue más importante que sus propias convicciones. Cuántas historias se generaba y ventilaba en torno a su mítica figura!. El misterio y el enigma enarbolaron a Fischer como a ningún otro personaje, no sólo del mundo del ajedrez.

En cualquier evento ajedrecístico estaba presente el nombre de Bobby, las tertulias eran amenas, pues hablar del genio era cercano a hablar del escocés William Wallace, o de Ulises, Aquiles u otro héroe mitológico. Pues la pregunta no contestada del millón siempre era el mismo, donde está Fischer? …, dicen que lo vieron …, que está allá, y está igual, deformando sus bolsillos con todo retazo de periódicos que encuentra sobre artícu..s de ajedrez, que gana todas las partidas blitz que juega contra los GMs…!, y está al tanto del acontecer mundial, que prepara su retorno para restablecer el orden...

Se dijo tantas veces que se tramitaba su retorno a las lides ajedrecísticas, pero para desilusión de sus acérrimos seguidores, siempre se supo que se abortaron las negociaciones, por lo que hasta el más crédulo, ya no creía en su regreso. Estaría escrito el destino, que nunca más tornaríamos a verle en su clásica pose, pensando jugadas, que volvieran a deleitar al mundo de las 24 casillas?

Fischer Vuelve…!!! decían los titulares de los periódicos en agosto de 1992. Parecía verdad! Los trámites organizativos del célebre match de revancha con Spassky estaban en marcha; pero todo podía suceder con el imprevisible Bobby, hasta incluso iniciada la contienda!

Su retorno naturalmente me causó honda emoción. Como será ahora después de veinte años? seguirá manteniendo su nivel de juego? Después de ganar a Spassky retará a Kasparov? Eran las típicas preguntas de un fan. Tras su brillante debut en la primera partida, seguí con gran entusiasmo el desarrollo de todo el match, esperando que después de unas cuantas dubitaciones, recupere finalmente su forma y aplaste a Boris, y a soñar en un match con Kasparov (estas emociones acaso se vive dos veces! una película de James Bond dice que sí!) pero no ocurrió de esa manera…! Un balance general después del match indicaba que Fischer ya no era el mismo, pese que en algunas partidas mostró destellos de su legendario talento, pero la vida siempre pasa la factura y su alejamiento e insuficiente preparación le impidió definitivamente recuperar su nivel anterior; Kasparov dijo que se “fosilizó”.

Si bien ya no fue un gran mérito, pero volvió a derrotar por 10 a 5 a su antiguo rival, también lejos de su mejor nivel. Pese a todo, fue indefectible que se hablaría luego de un encuentro contra Kasparov; pero siendo honesto conmigo mismo, en el fondo ya no deseaba que se lleve a cabo (a nadie hará feliz que destruyan la aureola del héroe que más se admira!), pues no era difícil prever respecto de quien hubiera sido el vencedor; inclusive ante un hipotético encuentro con el mismo Karpov de entonces.

El embargo aplicado a la ex Yugoslavia, derivó en la prohibición a todo ciudadano norteamericano de sostener cualquier víncu.. o relación comercial con este país; instrucción que fue deliberadamente omitido por Fischer al jugar el match con Spassky en Sveti Stefan en 1992, en parte como repudio a la nación que antaño dedicara su hazaña, y que luego comenzara a herirle de “muerte” con el primer desaire que tuvo al llegar a su tierra, y no ser invitado a la Casa Blanca por Nixon (a quien hasta entonces tanto admiraba); pues definitivamente su esfuerzo y heroísmo no le fueron debidamente reconocidos, pero no por su gente, sino por quienes precisamente le pidieron en nombre de la nación alcanzar la gloria; éste, futuras injusticias y persecuciones, incluyendo desengaños con su iglesia, le fueron minando, provocándole los primeros síntomas de una paranoia crónica que le acompañaría y se agudizaría en las postrimerías de su vida.

Estas decepciones indefectiblemente alteraron sus sentimientos, hasta llegar a un enfermizo odio; por lo que consideró que su “enemigo” no podría prohibirle jugar donde él quisiese. Su desacato le supuso arresto con privación de libertad y una multa de $us. 200.000,00

A su huida de la zona embargada y esquivando la sanción, Bobby volvió a desaparecer hasta 1996, año en que su viejo amigo y colega el GM Miguel Quinteros, conjuntamente con el entonces Gobernador de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, quien mas tarde fuera Presidente de la Nación (se saluda su entusiasmo por el ajedrez) le atrajeran a la Argentina, para presentar la invención de su ajedrez aleatorio, el “Fischerandom” o Ajedrez 960. Hoy existen numerosos simpatizantes de esta modalidad entre GMs de élite; cuya principal característica radica en sortear la posición inicial de las piezas, donde en el desarrollo del juego, pierde valor práctico la erudición de la teoría de aperturas. En las postrimerías de su vida, Fischer desafió a Karpov y Kasparov a un match bajo esta modalidad, pero al parecer, no recibió respuesta alguna.

Después se supo que estuvo por Alemania, Filipinas, Japón y Hungría, donde tuvo contactos con el GM Peter Leko y las hermanas Polgar (Zsusza, Sophia y Judith), con quienes habría intercambiado ideas y análisis de partidas, descontando que también jugaron algunas. Posiblemente algún día salga a la luz mayor información sobre estos interesantes encuentros.

  FORO. A solicitud de varios usuarios, volvemos temporalmente a la modalidad sin registro.
Responder el mensaje
Nombre o Nick:
Asunto:
Contenido:
Máximo: 3000 caracteres
Control Anti SPAM : « Honra a tu padre y a tu madre »
Escriba la cuarta palabra:
 
COMENTARIO
No ofenda, No insulte. No utilice palabras denigrantes ni racistas.
Por favor sea amable y edificante. Gracias.
Nota: Si desea agregar enlaces, hágalo de la siguiente forma:
<url>www.mirabolivia.com</url>   www.mirabolivia.com
<url http://www.mirabolivia.com>Mira Bolivia</url>   Mira Bolivia
Puede combinar con html.
<img src="">
<b></b>
<url></url>
Servicios Mira Bolivia e-mail: contacto@mirabolivia.com Servicios Diseño Web Sistemas/Módulos Hosting Publicidad