Inicio Autoridades Guía Web Nacional Datos de Bolivia Historia Mapas Imágenes Suscripción Foros
Foro: Responder mensaje
Fuente: Datos de www.ajedrezbolivia.com
Foro: Bobby Fischer
Bobby Fischer
Jorge Padilla Hace 11 años
TRIBUTO A BOBBY FISCHER

Corría septiembre de 1988, y aún recuerdo la viva emoción que me causó advertir en una librería de Mar del Plata, el libro de Pablo Morán: “Bobby Fischer” su vida y partidas; aquel día había llegado a mis manos la obra que siempre esperé encontrar; y que por muchos años fue mi más preciada literatura, junto al libro de Gligoric, Los Campeonatos del Mundo de Botvinnik a Fischer, que fue un apreciado regalo de mi querido hermano.

Demás está decir que los “devoré” ávidamente, tanto su particular biografía, como la reproducción con sumo deleite de las partidas contenidas; siendo casi una obsesión el de llegar a recopilar todas las que ha disputado, desde sus inicios hasta su lucha por el Campeonato del Mundo. No pasarían muchos años en que conseguiría este objetivo. Por aquella época aún discutían en encarnizadas y épicas batallas, la supremacía del trono mundial, los otros dos gigantes, Karpov y Kasparov.

Otro agradable episodio acaecido en mi juventud, fue conocer a una distinguida persona, quien a su vez conoció al mismísimo “Bobby” Fischer, y si eso fuera poco, jugó una partida contra Él! siempre guardaré en mi memoria la narración de mi amigo el MF Aníbal Aparicio (por muchos años el mejor ajedrecista del norte Argentino), cuando Bobby visitó Salta en octubre de 1971 para dar una sesión de simultáneas, después de derrotar en Bs. As. la finalísima del Candidatos a la “Boa” Tigran Petrosian.

El Joven Universitario Aníbal, era ya por entonces un fuerte ajedrecista, que se ganó el privilegio de participar en la sesión, como uno de los rivales de Bobby. Cuenta El, que era una noche intensamente lluviosa, y cuando se pensaba que el invitado ya no llegaría, el astro americano de repente hace su aparición! y sin protocolo ni banalidades, instruyó a todos ejecutar por su cuenta e4! “Everybody plays pawn four king!”, pasando luego a responder vertiginosamente de mesa en mesa de las veinte que contempló el evento.

No menos interesante le fue contemplar sus peculiares ademanes; y en el tradicional saludo, al estrechar la amplia mano del Gran Maestro y mirar su rostro, dijo ver unos expresivos ojos de penetrante mirada; que presagiaban el devenir de una insólita celebridad mundial.

No creo que entonces le haya afectado mucho el resultado deportivo de la contienda (y a todos sus compañeros!), pues acababa de verificar técnicamente, las consecuencias de una “pequeña” inexactitud, en respuesta a una de las líneas abiertas, derivadas de la apertura de e4 de las Blancas.

Reitero que mi amigo ya era un fuerte candidato a Maestro, pero estuvo jugando contra “El Maestro”. Lo suyo realmente fue una experiencia extraordinaria!

Mucho se ha escrito acerca de Bobby, de sus colosales proezas, su prodigiosa memoria, su agresivo, combativo y único estilo, y principalmente su férreo instinto asesino. Pese a todo ello, creo que cada uno de los que admiramos el arte de este inefable ajedrecista, tenemos nuestra propia opinión acerca de su estilo, sus fortalezas y debilidades; y lo que supusiera para la historia del ajedrez, su continuidad después de aquel épico match con Spassky en Reykjavic 1972.

Admito en que antes, durante y posterior a él, existieron jugadores al que los expertos denominan más “brillantes”, como por ejemplo: Alekhine, Bronstein, Tahl, Spassky, Stein, Kasparov y últimamente Shirov.

Pero por qué se les considera jugadores más brillantes?!
En mi modesto entender, estimo que un jugador considerado brillante, es aquel que regularmente ejecuta partidas deslumbrantes, caracterizadas por combinaciones, sacrificios en serie y fulgurantes ataques; pero que pese a que producen una honda sensación estética, las mismas por lo general no resisten profundos análisis, al hallarles los especialistas algún hueco u “hole” que descalificaba el llamarlas partidas perfectas; concluyéndose que una partida “brillante” no precisamente es impecable; pero una partida perfecta necesariamente es una auténtica brillantez, por su calidad y desarrollo en conjunto. Es aquí a donde apuntaba la maestría de Fischer, pues su juego fue puro y lógico, siempre buscaba la verdad, y la encontraba gracias a su portentosa erudición, su genialidad en cada fase de la partida y su profunda capacidad de cálculo; cualidades éstas, que generalmente le reportaba conducir sus partidas con precisión impecables.

Si consideramos que una partida de ajedrez magistralmente jugada, consiste en una conducción que vincula coordinada y eficazmente todas las facetas del juego (transición de la apertura al medio juego y de éste al final), para cuyo efecto se ha dispuesto de inventiva, creatividad y precisión; la obra así labrada no puede ser menos que una gema, una obra de arte; y una obra así, no puede ser ejecutada invariablemente por un prominente Gran Maestro, sino por un jugador necesariamente genial, y ésta cualidad la poseyó Bobby.

Cierto es que Fischer no forzaba (tampoco las evitaba) generar posiciones complejas e inciertas para desarrollar deslumbrantes ataques, pues actuaba según las particularidades de la posición; consecuentemente con ello, si en la misma disponía de una ventaja microscópica pero tangible, optaba por el procedimiento técnico más eficiente, simple pero demoledor, al más puro estilo de Capablanca; cuando la característica de la posición demandaba definición por la vía rápida, infaliblemente desplegaba una fulgurante combinación al estilo de Morphy; y si a su vez, la contienda reflejaba equilibrio; para asirse con la iniciativa, el enérgico juego de Bobby siempre se mostraba combativo, explotando sus posibilidades hasta el límite, forzando a sostener una intensísima lucha a muerte, hasta el último peón!; semejante presión, quebrantaba la resistencia de sus rivales, procediendo a su ejecución con una letal secuencia.

Muchas víctimas, entre ellos destacados Grandes Maestros, indicaron que les resultaba muy desagradable jugar contra un oponente con un instinto tan asesino. Esta persistencia y voluntad férrea de ganar, recuerda al gran luchador que fue Lasker; y es que en su juego se fusionaban virtuosamente las cualidades de estos gigantes (especialmente el de Capablanca), pudiéndose sintetizar que su combativo estilo era universal, dominando tanto el juego posicional como el combinativo, con una marcada fiereza agresiva; ello consecuentemente le erigió constituirse a Bobby Fischer, en el más grande talento natural, que unido a sus inigualables logros y altos porcentajes, le reportó el incuestionable honor de ser considerado el más completo ajedrecista que ha existido.

Empero, la necesidad de tener el control absoluto de la partida, le inducía a no extenderse demasiado en ejecutar movimientos especulativos de extremo riesgo, donde no es posible para ningún humano estimar las consecuencias a través del cálculo; es por ello que en sus partidas, no se advierte frecuentes posiciones confusas, sino posiciones propensas a la claridad.

De ahí es que resulta difícil señalar sus debilidades, pero como todo ser humano indefectiblemente los tiene, posiblemente una debilidad de Fischer radicaba en pretender dominarlo todo, pero el ajedrez es prácticamente infinito, por lo que es imposible abarcarlo con el cálculo concreto de variantes, pese a su incomparable comprensión y conocimiento del juego; puesto que en determinadas situaciones, la posición de una partida indistintamente su complejidad, requiere a veces del aspecto intuitivo, que aunque tal vez no le faltaba, generalmente no recurría, por considerarlo especulativo; y el hueco que dejaba este afán, era donde sus oponentes encontraron ocasionalmente su oportunidad.

Asimismo analizando la causa de sus derrotas, se denota que fueron consecuencia de su pragmática tendencia a aceptar casi ineludiblemente sacrificios de peón, pues siempre jugó a ganar, y su gran confianza en si mismo, le permitía resistir la iniciativa rival, rechazando su ofensiva, para pasar luego a un mortal contraataque; pero esto invariablemente significaba defenderse al borde del abismo, y precisamente por lo anteriormente expuesto, es que se producían sus aisladas capitulaciones.

Antes de su gran ascensión al más alto podio, Miguel Tahl, Efwim Geller y Boris Spassky, fueron los rivales contra quienes más dificultades tuvo. Probablemente por ello, es que un hipotético match entre Fischer y Kasparov en sus respectivos mejores tiempos, hubiera marcado el más emocionante e interesante encuentro de todos los tiempos; cuyo vaticinio de su resultado, no me aventuro a expresar, pues pecaría de auténtico fanatismo; sobra y basta con la difícil tarea de predecir el resultado de su abortado match contra Karpov, el mismo que sí intentaré expresarlo…, pero me estoy adelantando un poco.

Por ahí leí que el actual campeón del mundo, comparando las carreras ajedrecísticas del undécimo y décimo tercer campeón mundial, dijo que Kasparov es un poco mejor que Fischer…, obviamente, la opinión de Anand es digno de toda consideración y respeto; pero he aquí que no es explícito, “un poco mejor en que?” por lo que en mi modesto entender, permítaseme intentar aclarar esta ambigüedad, y discrepar con él por las siguientes razones:
Considerando que Kasparov dispuso de todo cuanto precisó para obtener el máximo efecto en su rendimiento, como ser una portentosa instrucción del mejor maestro al que se puede aspirar (Botvinnik), los mejores ayudantes y analistas, y la invaluable experiencia que le reportó jugar extendidos matches con el más fuerte maestro en el arte del juego posicional (Karpov); prerrogativas éstas, que le permitieron universalizar su estilo y tal experiencia práctica, le propició conseguir el más alto título.

En contraposición, Fischer ha conseguido sus singulares logros, absoluta y literalmente sólo, pues desdeñó a los ayudantes que le asignaron para su enfrentamiento en el campeonato mundial contra Spassky, alegando que “sólo otro Fischer podría ayudar a Fischer!”.

Fue un genuino ejemplo de autodidacta, una especie de intrínseca fusión hombre-ajedrez, que estableció sin paralelismo, el mayor distanciamiento en nivel de juego con respecto a sus más fuertes rivales contemporáneos; pero lamentablemente una vez obtenido el máximo galardón mundial, debido a su autoenclaustramiento y ostracismo, no culminó a consolidar su obra y demostrar su posterior hegemonía. Por lo que si Anand quiso decir que Garry al tener una carrera más convincente como Campeón Mundial por el mérito de mantenerse en la cumbre por más de veinte años con sus ininterrumpidos éxitos deportivos; le considera “un poco mejor”, probablemente tenga razón; y en el caso de referirse a lo estrictamente técnico como la calidad de juego, considero que sus niveles llegaron a ser equivalentes, ya que cada uno en su tiempo produjeron auténticas joyas, tanto en el juego de posición como en el combinativo; aunque estas últimas por cuestiones de estilo, hayan sido más frecuentes en las partidas de Kasparov; denotando empero, que de manera habitual, dispuso a su servicio de la valiosa cooperación de prestigiosos analistas, entrenadores y segundos; ello por supuesto, no desmerece en absoluto su impresionante carrera. Pero en lo que discrepo completamente con el actual Campeón Mundial, es que si se refirió a lo eminentemente deportivo y fuerza ajedrecística; pues, aunque Kasparov monopolizó convincentemente su dominio en el ajedrez mundial a través de un regular juego brillante, la magnitud de su hegemónica superioridad con respecto a sus contemporáneos, fue inferior al establecido por Fischer.

Asimismo su más enconada lucha se desarrolló en un escenario donde los más fuertes oponentes precisamente fueron sus propios co-nacionales, y no así la concentrada fuerza de una legión de los mejores jugadores del mundo, al que Fischer tuvo que enfrentar, en el período de mayor aspereza política (la Guerra Fría entre la URSS vs. EEUU).

  FORO. A solicitud de varios usuarios, volvemos temporalmente a la modalidad sin registro.
Responder el mensaje
Nombre o Nick:
Asunto:
Contenido:
Máximo: 3000 caracteres
Control Anti SPAM : « Honra a tu padre y a tu madre »
Escriba la cuarta palabra:
 
COMENTARIO
No ofenda, No insulte. No utilice palabras denigrantes ni racistas.
Por favor sea amable y edificante. Gracias.
Nota: Si desea agregar enlaces, hágalo de la siguiente forma:
<url>www.mirabolivia.com</url>   www.mirabolivia.com
<url http://www.mirabolivia.com>Mira Bolivia</url>   Mira Bolivia
Puede combinar con html.
<img src="">
<b></b>
<url></url>
Servicios Mira Bolivia e-mail: contacto@mirabolivia.com Servicios Diseño Web Sistemas/Módulos Hosting Publicidad