Inicio Autoridades Guía Web Nacional Datos de Bolivia Historia Mapas Imágenes Suscripción Foros
Foro: Responder mensaje
Fuente: Sitios del Dpto. de COCHABAMBA
Foro: Historia de la lucha por la independencia en Cochabamba
Historia de la lucha por la independencia en Cochabamba
Ítala de Maman Hace 13 años
Historia de la lucha por la independencia en Cochabamba

Cochabamba fue clave en la lucha de la independencia

Fue protagonista en la sublevación de Calatayud, la de 1780 y la guerra de guerrillas hasta 1825. Por esa intervención, Cochabamba se ganó la condición de región rebelde.

Desde épocas tempranas de la penetración colonial, la tierra en Cochabamba fue objeto de codicia de los españoles, por la fertilidad de sus suelos, la bonanza del clima y la perspectiva de exportación de los productos agrícolas y pecuarios a mercados de Potosí. Esto condujo a la expropiación de tierras de comunidades indígenas, reduciendo a su mínima expresión la presencia en los valles de esas unidades de producción. Este proceso tuvo como consecuencia la formación de un gran sector de población mestiza tanto en el sector de la economía campesina tanto como en el artesanado.

La presencia de un elevado porcentaje de mestizos en los valles de Cochabamba ha dado como resultado un sincretismo cultural entre las tradiciones hispánicas y las andinas, produciendo un mestizaje cultural además del biológico.

Cochabamba, considerada el ´granero del Alto Perú´, fue una región productora de cereales, donde también se desarrolló una intensa producción artesanal en el área de tejidos, producción de vidrio y de pólvora. Esta condición, unida al sincretismo cultural, generó tal vez una particular percepción de la situación política, que motivan la decidida participación de Cochabamba en los conflictos sociales más significativos de nuestra historia.

Durante la época colonial, en los momentos decisivos de la historia latinoamericana, la contribución de Cochabamba fue contundente. A efectos explicativos podríamos señalar tres momentos decisivos: la sublevación de Alejo de Calatayud; la sublevación indígena (1780-1782) y la guerra de la independencia.

Ahora, a escasos dos años del festejo del bicentenario del primer grito libertario, adquiere una gran importancia rememorar estos hechos de trascendental importancia ocurridos en Cochabamba.

La sublevación encabezada por Alejo de Calatayud, a la luz de las investigaciones contemporáneas, emerge como una de las más importantes gestas precursoras de la independencia, no sólo en la Audiencia de Charcas —hoy Bolivia—, sino también en América. En el imaginario de los intelectuales del siglo XIX, fue importante la gesta al punto de aludirla en una estrofa del Himno a Cochabamba donde se establece que ´fue el primero en la lucha marcial´.

Este movimiento social ocurrido en noviembre de 1730 tuvo como fundamento la situación económica y social presente en un determinado sector de la población, cuyas reivindicaciones van a indicar los alcances y límites de este movimiento, así como las características esenciales que dan un tinte peculiar al mismo. Los líderes surgen del gremio de los artesanos, particularmente de los plateros.

La causa ocasional del mismo se encuentra en la presencia del revisitador Manuel Venero de Valera, comisionado por el Virrey de Lima José Armendáriz, Marqués de Castelfuerte, quien ordenó una revisita y numeración general de indios para extender el radio de la población tributaria, también a los mestizos quienes estaban exentos del pago de tributos. La crisis crónica de las finanzas de la corona española inducía a extremar los esfuerzos para incrementar las arcas reales.

El segundo momento histórico, cuando en 1780, en la denominada ´Era de la insurrección´, los indígenas organizan la más grande insurrección contra el régimen español, involucrando a más de 200.000 indios. Los valles de Cochabamba se conmueven con los ecos de la gran rebelión de Túpac Amaru. Los insurrectos en el valle alto, Sacabamba, Matarani, Cliza, Punata, Tarata, y las provincias altas de Arque, Tapacarí , Ayopaya y muchos otros lugares del valle, levantan banderas de insurrección, afirmando ser soldados de Túpac Amaru. Durante este período emergen importantes líderes como Condori y Martín Uchu. Esta rebelión fue aplacada por los criollos y españoles de la entonces Villa de Oropeza, razón por la cual el Rey de España, Carlos III, asciende a Cochabamba al rango de ciudad y da como premio una importante donación que contribuye a la construcción de una fuente de agua en la plaza mayor, hoy 14 de Septiembre.

El escudo de armas de Cochabamba descrito por Francisco de Viedma en su informe al Rey, con un círculo de cabezas degolladas y en el medio un león rampante, es interpretado como un testimonio de este hecho histórico.

Pero, es durante la guerra de la independencia cuando Cochabamba muestra su vocación por la intervención en los conflictos sociales y políticos, sobre todo en aquellos en que la libertad estaba en juego.

La contribución de Cochabamba en el proceso emancipatorio altoperuano fue persistente, el mismo que para esta región tuvo una duración de 15 largos y tormentosos años desde 1810 hasta 1825, en cuyo contexto temporal el principal teatro de operaciones fueron los valles interandinos, con una persistente contribución de sus poblaciones durante todo el período.

El rol protagónico de Cochabamba en la guerra de la independencia ha sido aludido en gran parte de la bibliografía regional, como una característica inherente a la condición de región rebelde tanto en la época colonial como en la era republicana. A comienzos del siglo XIX, Cochabamba había resentido seriamente la crisis del mercado potosino y su clase terrateniente se debatía entre la crisis de la agricultura, producto de las gravísimas sequías de 1804 y la hambruna, producto del desastre ecológico y el decadente comercio que obligaba a cifrar las esperanzas de reactivación económica en alternativas productivas y de mercados también alternativos.

Las primeras noticias de la crisis política internacional sorprendieron a Cochabamba en un ambiente de incertidumbre. Por una parte, acababa de morir Francisco de Viedma, uno de los intendentes más representativos del régimen que la ilustración borbónica impuso en América, el gobierno interino del nuevo Intendente Gonzáles Prada, se debatía en conflictos cotidianos de toda índole.

La convocatoria a la insurrección halló fácilmente adeptos en la región de Cochabamba, lugar donde emergieron los líderes más importantes de la primera fase de la guerra de la independencia. La victoria de Aroma y los primeros años de lucha otorgaron a Cochabamba la famosa frase repetida en la Gaceta de Buenos Aires que decía: “El Alto Perú será libre porque Cochabamba quiere que lo sea”.

Evidentemente, se conoce a Cochabamba como el lugar donde, con más persistencia, se luchó por la independencia, pero no se conoce mucho de cómo los combatientes se aprovisionaron de armamento para hacer frente al ejército realista. De los documentos consultados en los archivos del Perú y la Argentina, se evidencia que durante los años de lucha emancipadora Cochabamba se convirtió en un proficuo taller de fabricación de armamento.

Cochabamba registra durante la guerra de la independencia cuatro insurrecciones en el área urbana y múltiples en las zonas rurales con importante participación de la población indígena. Sin embargo, en el estado actual de la historiografía, muchas interrogantes quedan aún por resolver y deben ser producto de acuciosas investigaciones, como ser: ¿cuál fue la contradicción principal que indujo a que en la región de Cochabamba, la gran mayoría de la población se inclinara a la lucha por la independencia?

¿El rol protagónico de los cabildos en la primera fase de la revolución en Cochabamba, al tomar las decisiones más importantes, son base de la nación en ciernes? ¿Las tensiones locales previas a la guerra de independencia y tensiones en el Cabildo durante el proceso de independencia, explican los cambios, reflejados en las adhesiones a uno u otro bando, que se verifican en la región durante la guerra? ¿Cómo perciben su realidad los protagonistas?, ¿cuál es su cultura política?, ¿se expresa en su lenguaje? Estas y otras interrogantes deben incentivar a profundizar los estudios, comparando con las condiciones de otras regiones que también se plegaron con enorme sacrificio a esta lucha por la libertad que hoy gozamos.


ÍTALA DE MAMAN
Historiadora

Estudios • Licenciatura en la Universidad San Marcos de Lima, Perú. Maestría en Historia Andina en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Cargo actual • Jefe de Patrimonio Cultural de la Alcaldía.

La Razón
  FORO. A solicitud de varios usuarios, volvemos temporalmente a la modalidad sin registro.
Responder el mensaje
Nombre o Nick:
Asunto:
Contenido:
Máximo: 3000 caracteres
Control Anti SPAM : « Honra a tu padre y a tu madre »
Escriba la cuarta palabra:
 
COMENTARIO
No ofenda, No insulte. No utilice palabras denigrantes ni racistas.
Por favor sea amable y edificante. Gracias.
Nota: Si desea agregar enlaces, hágalo de la siguiente forma:
<url>www.mirabolivia.com</url>   www.mirabolivia.com
<url http://www.mirabolivia.com>Mira Bolivia</url>   Mira Bolivia
Puede combinar con html.
<img src="">
<b></b>
<url></url>
Servicios Mira Bolivia e-mail: contacto@mirabolivia.com Servicios Diseño Web Sistemas/Módulos Hosting Publicidad