Inicio Autoridades Guía Web Nacional Datos de Bolivia Historia Mapas Imágenes Suscripción Foros
Inicio > Autoridades > Datos del Partido
Buscar otrasAutoridades en MiraBolivia:
 
Datos del Partido

MNR - Movimiento Nacionalista Revolucionario

MNR - Movimiento Nacionalista RevolucionarioFecha de Fundación.: 07/06/1935
Plataforma:
“Participación Productiva” para la profundización de la Participación Popular es la propuesta de Michiaki Nagatani, presidenciable del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que centra su atención en los gobiernos municipales.


Historia:
Hablar del MNR es hablar de Victor Paz Estenssoro, su carrera política arranca en 1938 con la elección como diputado por Tarija en las elecciones a una asamblea constituyente convocadas por el entonces dictador, teniente coronel Germán Busch Becerra, aupado al poder con un programa reformista que el abogado apoyó sin reservas. En 1939, ocupando la Presidencia con carácter provisional el general Carlos Quintanilla Quiroga, Paz simultaneó su mandato legislativo con la docencia en la asignatura de Historia de la Economía en la Universidad Mayor de San Andrés.

Para 1941 Paz tenía maduro un proyecto político radical que aspiraba a una profunda reforma social, política y económica, en un país con estructuras de vestigio feudal en las relaciones de producción y con un sistema político restringido, semidemocrático en su articulado constitucional, que privaba de derechos y representación a la población iletrada e indígena. Secundado por un grupo de diputados socialistas e independientes, universitarios e intelectuales, personas en su mayoría jóvenes y pertenecientes a la llamada Generación del Chaco, Paz publicó el 10 de mayo de 1941 un manifiesto político que constituía toda una declaración de hostilidades contra el Gobierno conservador y proestadounidense del general Enrique Peñaranda Castillo, vencedor en las elecciones del año anterior como el candidato de los partidos tradicionales, el Liberal y el Republicano.

Un año después, el 7 de junio de 1942, Paz lanzó oficialmente el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

El MNR, realizó como resultado la revolución de 1952 los dirigentes del movimiento se encontraron con el control político absoluto del país, después entraron en conflictos militares con los campesinos.
Poco después el MNR reorganizo sus fuerzas con el fin de consolidar su propia base, uniéndose plenamente a los mineros, que crearon una nueva federación nacional obrera, la central obrera boliviana en los últimos días de abril que la COB termino nombrando tres ministros obreros para el nuevo gobierno que después que los mismos se nacionalizo sin indemnización, la liquidación del ejercito y un decreto de la Reforma Agraria que aboliera el sistema latifundista.
Durante los pocos meses siguientes la dirección del MNR encabezada por el presidente Paz Estensoro y Hernán Siles Suazo, empezó a reaccionar la presión política y paramilitar de los obreros se fueron formando campañas como la COMIBOL una de las compañías medianas no productoras de estaño o propiedad estadounidense.
A mediados del año 1952 y primera mitad del año 1953 la sociedad rural comenzó a derrumbarse.
Los campesinos comenzaron a organizar sindicatos campesinos con el estimulo de la COB creando un conflicto en abril de 1952 expulsando a los mayordomos propietarios y destruyendo libros de cuentos.
En enero del año 1953 se creo una comisión de la Reforma Agraria que las tierra pasaban a manos de los obreros indígenas que poco a poco estos fueron ocupando todas las tierras con excepción de Santa Cruz, que era poco poblada todo esto las propiedades cayeron bajo manos de campesinos comunarios. También gracias a la COB la primera organización fueron los aymaras y el segundo los quechuas, mejorando y colaborándose entre ellos se organizaron construyendo centros de salud y educación.
Gracias a la táctica del presidente Paz Estensoro, a medida que la izquierda iba creciendo y el poder campesino iba creciendo de repente todo entro en decadencia un partidario falange entro en competencia, puesto que el MNR iba perdiendo poder, se negó a una revolución socialista trato al mismo tiempo de atraer nuevos capitales extranjeros para proteger la propiedad privada guardando la zona de Santa Cruz.

El cuarto gobierno del histórico líder movimientista Víctor Paz Estensoro y la situación en la que se inició el periodo era caótica: hiperinflación con ingobernabilidad, a lo que se sumó el impacto de un ambiente mundial inestable que afectó adversamente al país con altas tasas de interés internacionales, resistencia a otorgar créditos a países altamente endeudados, y la caída del precio internacional del estaño. El gobierno se posesionó el 6 de agosto de 1985 y el principal instrumento de las políticas neoliberales o Nueva Política Económica (NPE) -el Decreto Supremo 21060- se promulgó el 29 de agosto de 1985, es decir, que precisamente en el momento en que se consolida el régimen democrático con la primera elección regular después de dos décadas de dictaduras militares, se implementa también el cambio hacia el modelo neoliberal, de modo que en el imaginario político se asocian ambas ideas. Durante ese gobierno, Gonzalo Sánchez de Lozada fue el Ministro reconocido como el autor intelectual de las reformas y de la NPE que sienta las bases para la adopción de un nuevo discurso, una nueva cultura basada en una lógica individualista y competitiva, disolución de identidades colectivas y atomización del movimiento popular. ¿Cuáles las acciones desde el Estado?, la política fiscal fue enfocada en el incremento de las recaudaciones, reducción al gasto del gobierno -despidos masivos, cierre de varias minas y despido de 23.000 mineros y de otros empleados públicos-, reducción de la inversión social, y eliminación de las empresas públicas con el incremento del desempleo. El objetivo central era aproximarse al déficit fiscal cero, para lo que se procedió al congelamiento de salarios a niveles nominales, se congeló temporalmente la inversión pública y se impuso la obediencia estricta al presupuesto. Se elevó el precio de la gasolina y otros derivados del petróleo y se exigió el pago de impuestos atrasados. Esa fue la marca del modelo neoliberal y desde entonces, la comunidad política boliviana asocia democracia con neoliberalismo, por lo que cada vez que se cuestiona el modelo neoliberal se desgasta la legitimidad de la propia democracia. Mas adelante, y ya en su primer gobierno constitucional (1993-1997) Gonzalo Sánchez de Lozada llevó adelante las reformas de segunda generación (3) que fueron respuesta a demandas sociales postergadas por más de una década. La descentralización administrativa y la municipalización del país institucionalizaron nuevos mecanismos de participación ciudadana y de redistribución más equitativa de los recursos públicos hacia las zonas más vulnerables del país a través de los gobiernos locales, medidas que contribuyeron a generar apoyo de la sociedad al sistema político y a contener el descontento social ante la ausencia de resultados de reactivación económica. En este mismo periodo se aprobó la reforma constitucional -1995- que reconoció la pluriculturalidad, se promulgaron las leyes de Participación Popular (LPP 1551) que re-distribuye ingresos hacia los gobiernos locales, de Reforma Educativa (LRE 1565), de Descentralización Administrativa (LDA 1654), y diversas Leyes sociales como las de Seguridad Social Materno-infantil y el Seguro de Vejez, se introdujeron nuevas organizaciones como las Superintendencias, la Defensoría del Pueblo, los representantes Uninominales, el Consejo de la Judicatura y otros que permiten iniciar la transparentación de la gestión pública; pero también se promulgaron las Leyes de Capitalización y de Pensiones: la primera, una forma particular de privatización que pasa el 51% de las acciones de la propiedad de las empresas públicas a nombre de “los bolivianos” de manera simbólica y sin la mediación estatal –por lo que el Estado no puede tomar decisiones sobre el uso de esas acciones- y el otro 49% a empresas privadas nacionales o extranjeras; y la segunda con fuerte incidencia sobre el déficit fiscal. 4. Los factores que aceleran la generación de la crisis: la gestión de Hugo Banzer. A partir del gobierno constitucional de Hugo Bánzer Suarez (4), alianza entre ADN, MIR y cinco partidos más por lo que se denominó la Mega Coalición -1997 a 2002-, se produjo la captura del gobierno de los dos tercios de votos en el Congreso, cuyo efecto fue la casi total anulación de su función de fiscalización sobre el gobierno, por lo que hubo mayor ineficiencia en el uso de los recursos públicos, incremento en los casos de corrupción e impunidad de las autoridades. La Mega coalición frenó el proceso de descentralización y enfrentó dos severas crisis políticas en abril y en septiembre del 2000 -que se constituyen en una alerta temprana de los acontecimientos de octubre-, pero que no fueron concientizadas por el sistema político. Durante las crisis del año 2000, uno de los principales factores que generó conflictividad fue el recurso agua, campesinos y sectores populares urbanos del departamento de Cochabamba, además de indígenas de la zona del Lago Titicaca llevaron adelante diversas movilizaciones y
enfrentamientos con el gobierno defendiendo el uso de dicho recurso natural. La demanda central era la recuperación de manos privadas de la administración del agua, por lo que el proceso se denomino también “la Guerra del Agua” y la principal organización de los sectores en conflicto se denominó “la Coordinadora del Agua”, estableciéndose así un factor común a la crisis de octubre con la conformación de un ente articulador denominado la “Coordinadora del Gas”, durante la “Guerra del Gas”. Este gobierno, también contribuyó a difundir una representación de neoliberalismo que entró en contradicción con la cultura política boliviana al darle gran importancia a la orientación presentada por el BM -el Marco Integral de Desarrollo- que establece una detallada metodología de consultas con la sociedad civil para validar y legitimar las políticas públicas, dando lugar al surgimiento de una inflación de expectativas de participación en las organizaciones sociales, las que supusieron que las consultas y las determinaciones adoptadas en ellas, tenían carácter vinculante. Dicho de otro modo, aquellos “Diálogos Nacionales” con representantes de las organizaciones sociales eran una remembranza de la participación política bajo el paraguas del nacionalismo revolucionario. Este “Marco” cuenta con once instrumentos (5) cuyas bases son la disciplina fiscal y la educación, pero que también otorga responsabilidad a los países industrializados en la reducción de la pobreza en el mundo en desarrollo, lineamientos que en su mayoría fueron incorporados en la agenda de gobierno de la Mega coalición en un plan denominado “Plan Dignidad” que introdujo la realización regular de los “Diálogos Nacionales” y que incluía cuatro pilares: 1) la Estrategia Boliviana de Reducción de la Pobreza; 2) las políticas de erradicación “Coca 0”; 3) la lucha contra la corrupción; y 4) el Programa de Reforma Institucional para transparentar la gestión pública. La “lucha contra la pobreza” también generó algunas resistencias sociales ya que diversos sectores se negaban a ser representados como “pobres” y consideraban que todas esas acciones fueron un pretexto de los actores internacionales para apropiarse de los recursos naturales en su propio beneficio.

El segundo gobierno constitucional de Gonzalo Sánchez de Lozada, se inició el 6 de agosto de 2002 en un entorno de severa crisis económica y con una baja legitimidad política (6). La coalición se estableció entre cinco de los ocho partidos con representación congresal y enfrentó una crisis de imagen y credibilidad desde su origen debido a que las negociaciones para el establecimiento de la alianza tuvieron predominio de intereses particulares y no de propuestas de políticas públicas. El gobierno nació sin hegemonía ni coordinación interna, abandonando el proceso de municipalización y descentralización, con una actuación oportunista de los aliados y pugnas por cuotas de poder, factores que llevaron a la gestión hacia una alta ineficiencia y un decreciente consenso social. En ese contexto político, el escenario puede resumirse en crisis del sistema de representación política; crisis del régimen político con pérdida de legitimidad; y crisis del sistema de valores y creencias o de la cultura política (Fundación Milenio, 2003: 2). La primera crisis política seria se presentó en el mes de febrero de 2003 cuando se hicieron evidentes diversas falencias: la fragmentación de la coalición y el predominio de intereses particulares a la hora de tomar decisiones; la indiferencia del sistema de partidos ante la pérdida de confianza de la sociedad; y por último; la ineficiencia en la gestión pública. Las principales políticas públicas de este gobierno fueron: la política antidrogas que no logró reducir efectivamente la superficie de cultivos de coca excedentaria; la política de hidrocarburos que se concentró en la renegociación de contratos con Brasil y la búsqueda de nuevos compradores antes de ser legitimada por la sociedad; y las políticas sociales (Seguro Universal Materno Infantil y Bonosol para la tercera edad) que recibieron múltiples cuestionamientos debido a las limitadas condiciones operativas para su funcionamiento y sostenibilidad. Estos factores también contribuyen a la generación de la crisis. La visión individualista, utilitaria y pragmática del neoliberalismo también ha tenido su impacto sobre la comunidad política, de modo que las organizaciones sociales se han atomizado y ninguna de ellas tiene capacidad hegemónica, pero a pesar de ello, en octubre todos los sectores populares se articulan bajo una sola consigna: “No a la venta del gas”. A esto se añaden los índices de pobreza que producen una enorme frustración de que los
beneficios se concentren en unas pocas manos –como sucedió históricamente con los recursos provenientes de la minería-, y la suma de todos estos componentes confluye en la reacción violenta e incontenible de algunos sectores en octubre. II. Los sucesos de octubre: ´no a la venta del gas´. Bolivia es una de las tres principales potencias gasíferas de América, contando con una existencia aproximada de 54,9 trillones de pies cúbicos de reservas de gas natural. Las organizaciones populares presentan demandas de industrialización de dicho recurso estratégico previa a cualquier exportación. El gas puede generar importantes ingresos y puestos de trabajo mediante la producción de fertilizantes, plásticos hierro, acero, e incluso la instalación de plantas termoeléctricas. La política adoptada por Sánchez de Lozada fue la de vender el gas licuado al mercado externo –Estados Unidos específicamente-, sin ningún valor agregado. El mismo se entregaría vía gasoducto atravesando Chile, quien paradójicamente excluyera a Bolivia de su única salida al mar durante la injusta guerra de 1879. Semejante despropósito desencadenó la ira de la opinión pública y las organizaciones sociales que surgieron en el periodo del nacionalismo revolucionario: central obrera y sindicatos campesinos. Los acontecimientos de octubre pueden analizarse a partir de diversos factores: las diferentes visiones sobre el rol del Estado en cuanto a los recursos naturales, las diferentes concepciones sobre democracia, la asociación del régimen político con el modelo neoliberal, los desaciertos de la gestión gubernamental, un Parlamento indolente ante los procesos sociales, económicos y políticos del país, un sistema de partidos que perdió conciencia de sus funciones, organizaciones sociales que no han superado la fase corporativa para lograr la fase hegemónica y un proceso de ciudadanización inconcluso en una sociedad que espera todo del Estado aunque desconfía de todo lo que venga de él. Para explicar el origen de la crisis se puede establecer una relación directa con las transformaciones políticas y económicas que se inician en 1985 con el D.S. 21060 y se complementan con procesos como la capitalización de las empresas en 1995. El desempleo, el retroceso en la legislación laboral, la competencia en un contexto internacional sin condiciones de competitividad, el cierre de empresas, el funcionamiento parcial de otras, la inseguridad y la creciente pobreza, son componentes del imaginario político asociados con el neoliberalismo. La crisis se inicia en septiembre y concluye el 18 de octubre con la posesión del Vicepresidente Carlos Mesa como Presidente Constitucional de la República.

Tomado de varias fuentes, entre ellas: www.globalcult.org.ve/ doc/Monografias/MonografiaCosta.pdf

En las elecciones generales de 2005.
------------------------------------
Michiaki Nagatani, un ingeniero de ascendencia japonesa, es el candidato del MNR venció por votación a Juan Carlos Durán en la aspiración a la presidencia.

Slogan:
Página Web:
Autoridades: Consultar Autoridades del Partido MNR - Movimiento Nacionalista Revolucionario
Candidatos: Consultar candidatos del Partido MNR - Movimiento Nacionalista Revolucionario

FORO Discuta con otros usuarios en: Partido MNR Total foros: 15
Nro. Tema Iniciado por Cant. Mensajes Ultima respuesta
1 Propuesta de transformación del MNRMiguel Alfonso4 Hace 4 meses
2 Bolivia en caos, vuelve MNR !!!Xardy3 Hace 1 año
3 http://bolivianimasnimenos.blogspot.com/2009/04/el-mnr-de-bolivia-y-laJorge G. Cordero1 Hace 5 años
4 por mi glorioso partidoerlich1 Hace 5 años
5 El MNR ha muerto qué hace aquíiiiiiiiiiiDico27 Hace 5 años
6 urgentepaola1 Hace 5 años
7 ENTREVISTA47186421 Hace 5 años
8 ES HORA DE LA JUVENTUD¡¡¡¡¡¡¡¡¡JAVYTO6 Hace 5 años
9 seguiremosmurdock1 Hace 5 años
10 cumpleaños de victor pazFRANCO1 Hace 5 años
Agregue su mensaje
Más... Partido MNR

Servicios Mira Bolivia
Servicios: www.mirabolivia.com/mi
Derechos reservados
e-mail: contacto@mirabolivia.com